29 mayo, 2007

Huy, qué demoras...!

Y no hablo de intereses, claro. Qué de días sin escribir. Lo mismo ya no me queda ni un solo lector. Qué desastre, qué desastre; qué escaso nivel de cumplimiento de mi programa de actuación bloggera para este año, y qué de cosas sucedidas desde el día cinco de mayo.

En fin, de nada vale lamentarse. Ni me tomo la molestia de mirar si en mayo, junio, julio del pasado año ya vertí las amargas lágrimas que traen causa del hecho de que las exigencias de tiempo de mi dedicación profesional se vean incrementadas exponencialmente en mayo, junio, julio, cada año. 2007 se está llevando la palma, al punto de que el otro día me vi obligado por cierto compañero de orígenes opusinos a, como toda colación de mediodía, comerme –a las 16.30- un bocata panceta impropio de un caballero de mi naturaleza. Ya se sabe que estos chicos se santifican por el trabajo y les da el punto de efectuar estos actos heroicos (¿hactos eróicos?) como si así se trabajase más. Hay que joderse.


Mil lecturas de noches insomnes, pero sólo efectuaré una recomendación encarecida para todos mis lectores (y sobre todo para Silvia-en-NY, por motivos que ella comprenderá ;-D) que a lo vez lo sean de género policíaco: mi último descubrimiento: Hollywood Station, de Joseph WAMBAUGH. Absolutamente imprescindible, todo realismo (pelín brutal a veces), todo precisión. Grande y negro.


Aparte de eso, Sin hogar ni lugar. Otro Fred VARGAS de muchísimo merecimiento (lo mismo es la mejor de todas, oiga). La novela no tiene desperdicio en su trazado, y tiene golpes de humor gloriosos que, de hecho, hicieron ayer noche soltar un par de carcajadas o tres a MBO, que leía a mi lado.

De las otras cosas leidas no hablo, que son más bien ensayo y ya tengo yo visto que estas cosas no interesan tanto a la grata concurrencia.

También habría que hablar algo de las elecciones autonómicas (¿helecciones hautonómicas?) y locales, pero para qué. Ya he experimentado suficientes arcadas al respecto, y no quiero sufrir más. Eso sí, no debe dejar de recordarse, si de vomiteras hablamos, la columnita de Almudena Grandes, esa gran demócrata de gatillo fácil, en EPS de este fin de semana. ‘Ella vota’, creo que se llamaba. Cursilada nauseabunda, pod-Dió. Grandes tensiones familiares entre padre-descreído-de-la-democracia y madre-reivindicativa “contra esos que privatizan las carreteras’. Con Franco los rojos tenían rabo y cuernos. En la progrecracia imbécil que lamentablemente nos ha tocado vivir parece que todo aquél que no ponga velas a Pablo Iglesias, que no glose –mantra de la nueva era- las virtudes ilimitadas de la Pasionaria o Durruti, que no se corra a la sola mención de cualesquiera hijoputas de análogo jaez debe ser gaseado de inmediato. Un día de estos me encorrerán, lo sé. Encanto de la tolerancia de izquierdas, as we all know.

Entre el día cinco y hoy han pasado bastantes cosas, claro, pero destacaré, tan sólo, dos: la boda de P., que tuvo lugar en Berga (lugar de fálico nombre y precioso entorno) y la salida a conducir de este fin de semana en los alrededores de Riudoms. Todo muy catalán, así que cosa buena; y es que si entre mis lectores hay quienes tengan algo de esa catalanofobia tan imbécil es que están MUY equivocados. Esa tierra es hermosísima, y estupendas sus gentes. Visiten Vdes. Cataluña, coño, que merece la pena conocer esa parte tan gloriosa de la Corona de Aragón (esta última mención trae causa de que lo Cortés no quita lo pizarro, claro).

No me extenderé con lo de la boda; eso sí, os contaré que Hans fue instituido, por segunda vez en su azarosa vida, en chauffeur de la novia: el novio, que es amigo, me hizo ese honor (ahora aquellos de vosotros que habléis francés podríais hacer innumerables juegos de palabras subidos de tono, pero no es esto, que uno es muy serio). Nuestro neotrattore fue hollado con unos ramitos de flores en las manillas de las puertas. Discretos, pero ramitos al fin y al cabo. Urghs. Dicho esto, en Berga el restaurante al que hay que ir se llama ‘Sala’. La noche antes de la boda cenamos ahí MBO y yo mano a mano de manera espeluznantemente exquisita. Cómo trabajan la seta, oiga, qué cosa más rica. Me descubrieron un tinto delicioso y muy adecuado: TORRES ATRIUM 2004.

Por lo que respecta a la salida a conducir, en la preciosa zona de Riudoms, en una casa rural (muy poco rural y por ello muy digna) que atiende por Mas Castells con una zona circundante dotada de cien mil carreteras de innumerables curvas y excelente asfaltado, quemando gasolina... ¿qué más se puede pedir?.

Pues sí: se puede pedir un Lotus. Este finde, que la verdad es que me lo he pasado como los chinos, me he dado cuenta que 750 kg. con 120 cv y un chasis formidable se comen por sopas a 1500 kg. aunque les empujen 252 cv. Aunque sea aquél sea un hierro incomodísimo, con carrocería de plástico, sin ningún tipo de ayudas, con chapas vistas por todas partes y un motor más bien malucho, carente de climatizador, capota automática, ventanillas y retrovisores eléctricos, abs, tc, y todas las cosas esas a las que estáis, estoy tan acostumbrado. Urghs, again.

13 comentarios:

Ángel dijo...

Por partes, que aquí hay mucha miga:

- La panceta me gusta más que comer con los dedos, no lo puedo evitar. El otro día estuve en Barcelona de trabajo y cené un exquisito cominado a base de butifarra blanca y negra, dos huevos fritos, patatas y panceta, todo bien regado de cerveza. Cierto que tengo un estómago a prueba de atracones y resacas.

- Los del Opus ni en pintura. A pesar de mi agnosticismo militante, no siento rechazo hacia Iglesia, que en muchos casos junto a las ONG se ocupan de cosas que debería hacer el Gobierno. Luego hay joputas en todos sitios, claro.

- Siempre que he ido a Cataluña me han tratado como dios, aunque, como decíamos antes, capullos, haberlos haylos en todos sitios.

- De erecciones autonómicas mejor ni hablamos. Esperamos a que terminen de darse navajazos y de vender su alma al diablo.

- En Guadarrama, en la sierra de Madrid, en la A6, hay otro restaurante que responde al nombre de Sala. De obligada visita por sus gambas y sus croquetas. Imprescindible reservar.

- Lotus Elise, ¿no? Un juguete de verdad. Ni una sola concesión al lujo, pero juguete al fin y al cabo. Sin calzado adecuado se corre el riesgo de pisar dos pedales al mismo tiempo.

Hans dijo...

Bien, Don Ángel, bien: veo que es V. también un connaisseur automovilístico. Y sí. En la foto del pie de la entrada verá V., que rodeando mi PBS negro hay un Elise rojo, un Exige negro (más radical, con más motor) y más al fondo otro Elise gris.
Como putos karts iban en curvas de 180º y yo detrás a bordo de mi coche (que no es precisamente una berlina familiar) me las veía y deseaba para mantener el ritmo.
Los Lotus son un juguete para mayores, en todo caso: dejarle uno de esos a un criajo-ibizatedeiero, o a un tunero sería peligrosísimo.
Por lo que respecta a la ingesta que comenta, veo que cenó V. ligero, sí.

Ángel dijo...

¡No joda que el PBS es suyo! ¿En serio? Sabrá disculparme, pero menudo mamón. Yo, que soy muy clásico, cuando sea mayor quiero un Jaguar E Type parecido a este.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Hey, está muy bien eso de tener vida más allá de la pantalla. Aún así, se agradece la actualización.
A mí los coches de juguete no me van. Yo soy más de esto o esto o esto o incluso esto.
:)

Jose dijo...

Chauffeur... es cierto.

Con muchas ganas metería entre pecho y espalda un bocata de panceta. Menos mal que recibo la primera visita from Spain en pocos dias y cuento con suculentos suministros ibéricos (o hibéricos)... y unas cuantas Mahou.

Le recomiendo un delciioso caldo que tomamos este finde zu Hause: Alvarez Nölting 2002! Aún me queda una botella y la guardaré para una ocasión que valga la pena.

Hans dijo...

A ver, vamos a ver: he de decir que entre mi muy querida concurrencia lo que hay es mucho de lo que en esta tierra se llama 'morricoputa'. Entre mis amores eternos -evidentemente, es algo propio de personas de bien- se encuentran tanto el E-Type como los DB's (todos, no forzosamente el db9; de hecho, salvo uno muy determinado, todos los Aston Martin me ponen).
En cuanto a lo de los coches de juguete y a los insultos de Ángel, lo que pasa es que estamos hablando de correr en tramos ratoneros MUY, MUY virados, y ahí es donde se lucen los Lotus. Hasta los Caterhams (un amiguete estuvo con nosotros con uno de ellos y resultan estupendos). Para VIVIR-SIN-SUFRIR, mucho mejor cualesquiera GTs, y entre ellos los que citáis. Y hasta mi PBS, de hecho.
Doña Caye, el Alfa Spider es también un amor de juventud, pero quepo un poco justo y no anda demasiado (anduve pensando en e´l con deseo una temporada, pero ganó la marca de Stuttgart... gracias a Dios ;-D)
José, no conozco el Alvarez Nölting 2002 pero ya mismo me pongo a buscar en gúguel a ver qué es eso tan hispanosuizo, cual si de deportivo de los años 20 se tratara.

Achab dijo...

Carreteras viradas en Cataluña... acabo de revisualizar el barranco que casi me trago una vez. Claro que, desde luego, mi chisme no es un Lotus. Es más, hay días que dudo de que sea un coche de verdad.

e-jay dijo...

A4 cabrio 200 CV VS Audi TT 200 CV. El mismo motor, ni le huelo en las curvas viradas...

casta dijo...

Alma de Dios pq no avisas???? Con la ilu que me hacía????

Awake at last dijo...

:-)

(ir y volver de Madrid conduciendo en menos de diez horas me ha fundido las neuronas)

Mks.

silviaeny dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
silviaeny dijo...

Hollywood Station, de Joseph WAINBAUGH.

Gracias Hans. Se lo encargare a mi padre cuando venga. Despues de decir que no soportas a Almudena enormes confio en tu gusto literario (Mira que es pedante eh?)

Tamaruca dijo...

Caramba, qué envidia. Mañana tengo yo la penúltima boda (yuhu!) pero no espero delicias de shiitaki, me deleitarán con el típico menú aragonés "ternasquico a la brasa con patas a lo pobre" y añadirán un estupendo jamón de Teruel por si acaso hay alguien vegetariano ¬¬'


Muy lindo tu coche, quedaría espectacular con los adornos florales, jiji!

Que paséis un buen finde, ánimo con la sobrecarga laboral.