14 junio, 2006

Islas Canarias, Islas Canarias...

Joder... entra uno aquí y casi se encuentra telarañas. Qué falta de cumplimiento del programa de actuación blogger. Qué vergüenza, Hans, qué vergüenza.

Bueno, vamos a ver. Aparte de zozobras anímicas que no vienen al caso como vengo diciendo, esta larga ausencia (desde hace más de una semana, cuatro de junio, señor...), el pasado jueves éste su anfitrión y la joven & bella MBO se fueron a Tenerife dado que yo tenía un Cónclave de, digamos, la Asociación de Kapellmeisteren de las Corporaciones Provinciales de Asentadores de Plantas de Jardín. Vamos: como si fuésemos médicos, talmente: cuatro sesiones científicas entre jueves y sábado. Olé.

Y allí que nos fuimos, vía BCN, dado que volar desde Barajas a Los Rodeos es un poco pestiño dadas las horas temerarias a las que sale el vión (sic) y lo pésimo de la Nacional Palito Palito dirección MAD desde Zaragotham. Bajo la sabia y puntual dirección de MBO nos despertamos a la hora adecuada, cogimos el coche en tiempo y forma y llegamos con dos horas de tiempo al Prat, que es un aeropuerto muy bueno de gestionar, por cierto. Cuando a las 09.00 pedí una cerveza para acompañar un bocadillito de jamón y MBO me miró raro, comprendí que estaba definitivamente deshorado. Eso de levantarse tan temprano...

El vuelo me sirvió para darme cuenta la condición de destino turístico-insérsico privilegiado de Tenerife, y para poder tomar nota, también, de que hay ancianas que no callan ni debajo del agua. Dios mío, que locuacidad sin límites la de las tres señoras que se sentaron tras de nosotros: tres horas de cháchara sin descanso. Por cierto que dada la naturaleza del pasaje, el Airbus A320 evidenció una severa carencia de lavabos para tanta próstata agilizada (sólo dos a popa. Lavabos, no próstatas; de esas había muchas más).

Llegado que hubimos, constatamos que la organización del evento era como muy canaria. El Kapellmeister tinerfeño no tenía todavía (a dos horas del inicio del Cónclave) programa impreso, aunque me confirmó que sí había ponentes (sintetizaré: dos muy buenos y dos prescindibles, y no os contaré las materias por no aburrir, que esta función mía de Kapellmeister no tiene nada de carisma, me temo); aparte de eso, cometió el error tre-me-bun-do de no buscar un alojamiento adecuado desde el punto de vista de los acompañantes: sospecho que se trataba del único hotel de Canarias carente de una buena piscina con que solazarse mientras los sufridos (jurljurl) congresistas eramos ilustrados acerca de nuevas técnicas profesionales.

Cierto es que Santa Cruz no es gran cosa como ciudad; baste decir que Hans, urbanita paradigmático, disfrutó mucho más con la vista de la naturaleza -vid infra- que con los paseos ciudadanos en sí. Si que es cierto que se entreveran inadmisibles ejemplos de construcción desarrollista con edificios con un si es no es colonial, y que hay alguna construcción merecible, pero por el mismo tono de la frase constataréis que estoy haciendo algún esfuerzo por encontrar flancos visualmente agradables.

Me encantó, eso sí, el Auditorio, obra de Calatrava, que ha concitado los odios de parte de la población canaria dado su coste desmesurado. El edificio es imponente y la acústica sensacional: disfrutamos -menos MBO que yo, dada su antiwagnerianidad- de la Sinfonía en Do y de tres fragmentos de Tristán e Isolda y del Ocaso de los Dioses (Isoldes Liebestod, Brunhildes Selbstopferung y la Marcha Funeral de Sigfrido) a cargo de la Sinfónica de Tenerife y de la soprano Nadine Secunde. Simplifiquemos: yo no soy un connaisseur fino de la materia y tal vez soy fácil de contentar, pero creo que Orquesta y Soprano lo hicieron francamente bien.

No salimos gran cosa de noche: me fuí con un trancazo importante y volvimos con dos: el mío y el de MBO. Punto a favor: se bebió muy poco. Nos llevaron a un chiringo, llamado Mulan, bastante prestacional, en el que sinencambio me perpetraron un yintóxic de Nordic Mist AZUL -puagh- con Bombay Sapphire -doble puagh- que parecía, talmente, un pelotazo de Cristasol. Y sabía casi igual.. Por lo demás nos llevaron también a un garito de músicas salsero-bachatero-reguetónicas que casi me produce una arcada. Debimos durar quince minutos en el local, y huimos no sin antes verificar el durísimo hecho de que hay gente que se sabe las letras de las canciones esas...

En cuanto a la cosa de comer... pues hombre, en mejores plazas hemos toreado. Probé el muy prescindible gofio (que ya puedo definir, simplemente, como el efecto de tostar unas palomitas de maiz previamente pasadas por una Thermomix y empotrarlo en toda mesa para adicionar a casi cualquier plato; Dios mío, qué cosas llegan a hacer y qué mal aspecto le da a todo) y algunos platillos de la comida canaria que no pasarán a formar parte de mi memoria gastronómica. En cuanto a los vinos de Tacoronte Acentejo, probamos uno tinto, El Lomo Barrica que a pesar de su nombre indigno no estaba mal, y un par de blancos más destacables para tomar fresquitos y tal: Viña Norte era uno de ellos (no tengo la nota del otro) .

Como decía más arriba, tuvimos ocasión de hacer una visita al Teide muy cumplidita, acompañados por la que en términos absolutos es la mejor guía que he disfrutado en mi vida: una persona de una cultura cósmica que abarcaba TODO: economía, historia, política, ciencias, plantas, animales, geología... y todo ello con una dulcísima voz canaria perfectamente impostada. Si tuviese que elegir un motivo para ir a Tenerife, queridos amigos, sería ese: el Teide. Eso de subir a tres mil quinientos metros tiene su aquel (en breve excursión me desfondé antes de lo que sería sensato incluso para mí). Muy bonito lo del mar de nubes, muy hermosa la vegetación autóctona a lo largo de toda la subida, encantadora la idea de que los observatorios los estén pagando desde ahí fuera y disfrutemos de un 20% de horas de observación por la patilla... No, sin bromas, merece la pena. Mucho.

Para concluir, que sepáis que ya hay un nuevo libro de Donna Leon, Veneno de Cristal, que ha amenizado los interludios del viajecito en cuestión. No es opinión unánime de la doctrina (traducción: a MBO no le ha gustado nada), pero a mí me ha parecido muy bueno. He mezclado su lectura con la de Crónicas desde Berlín, un libro de recopilación de artículos periodísticos escritos entre 1930 y 1936 por Eugenio Xammar, un reportero del que Josep Plá dijo que era la persona más inteligente que había conocido. Recomendabilísimo, sobre todo por relativizar tantas inocencias pretendidas.

Guten Morgen!

11 comentarios:

Quic dijo...

Yo he debido ir tres o cuatro veces a la ópera en mi vida, y siempre he salido encantado de conocerme. Es imposible sacarle una pega.

De hecho, fui una vez a ver "El Martirio de San Sebastián", ópera hecha por La Fura, y Miguel Bosé hacía de narrador. Bien es cierto que el tipo no lo hizo muy bien, pero oye, tampoco era para la pitada que le cayó, que fue algo espectacular. Nosotros aplaudimos, pero ahí vimos que no tenemos ni idea.

quieta, leona dijo...

Ah, Wagner: como dijo Woody Allen, "uno empieza oyendo a Wagner y acaba invadiendo Polonia"; o como decían Els Joglars, "en música, todos los excesos conducen a Wagner".

En mi humilde opinión, Wagner es un pestiño sólo apto para subrayar los momentos de tensión de la Warner Bros: recuerden amigos, ese episodio en el que Elmer, escopeta en mano, persigue a Bugs Bunny canturreando "MATAR AL CONEEEEJO,MATAR AL CONEEEEJO", al ritmo de la Cabalgata de las Walquirias que suena de fondo. Eso es todo, eso es todo, eso es to-to-tooodo, amigos!

Wendyqueridaluzdemivida dijo...

No te metas con el IMSERSO por diosito santo...

Igual te cruzaste con Mama-Tirita que SÍ se bebió la isla (y no bebe).

Awake at last dijo...

La cita correcta de Allen es "cada vez que oigo a Wagner me entran ganas de invadir Polonia", se la dice a Diane Keaton en "Annie Hall" al salir del Met (Awake cinépata strikes again) Y qué mala suerte habéis tenido en el viaje, podDió, yo había oído mejores cosas de la atención al visitante en las Islas Afortunadas, XDDDDD

Besos!

arbusto el guerrero dijo...

Durante toda la semana he venido diciendo a Copycat que la ausencia de Hans olía a viaje de empresa.

Si a la falta de actualización de Vladivostok unimos la desaparición de Hans en su rol de azote de otros blogs... pues eso, blanco y en botella.

Nuria y Jose dijo...

me quedé con las ganas de subir al teide, el día que fuimos nosotros hacía mucho viento y no pudimos subir. Ahora, el pasiaje es impresionante... habéis estado en Icod de los Vinos?

Después de mucho tiempo volví a pisar un garito en Madrid debido a mi presencia en una despedida de soltero de un amigo. Es preocupante y deprimente que haya gente que cante y se emocione cuando ponen varias veces en el mismo garito y en cortos intervalos a "Opá", "Amo a Laura" y "No cambié"...
Sehr schade und gleichzeitig äusserst eindrücklich. Tschüss Hans.

Quic dijo...

Awake, añado: en un plano lejano en el que él va detrás de ella, enfadada. Ambos entran por la izquierda del plano y salen por la derecha.

Y cinéfago, tú, listo.

quieta, leona dijo...

Ehm, si nos ponemos en mode gafapasta on, creo que la cita es de Misterioso Asesinato en Manhattan, joven Awake, pero vamos, lo importante es el "conceto" y que Wagner es insufrible.

Ah, Hans, el blanco canario bueno se llama "Cumbres de Abona".

sue dijo...

Ya era hora, Hans, ya era hora. Me alegro de que lo hayas pasado bien, aunque, efectivamente, y sin ánimo de ofender a las minorías insulares, en Canarias parece que van una hora retrasados, pero para todo.

Sobre la polémica de Wagner, intervendré: no tengo ni idea, pero a mi sí me gusta, al menos lo que he oído y me han dicho "esto es Wagner". Puede no gustarte, pero me parece bastante absurda la actitud típica judía (aunque W. A. sea un crack) de "es un horror porque a Hitler le gustaba". También le gustarían los langostinos, digo yo. Wagner no era nazi.

Bienvenido :))

quieta, leona dijo...

En mi caso concreto no interviene la política: sencillamente, me aburren su música y su grandilocuencia, pero como decía el Maestro, "hay gente pa tó".

Hans dijo...

Quic: La Fura y Miguel Bosé... sielos, qué modo de reinterpretar lo del bel canto.
Lioness, qué grande Bugs Bunny, qué grande la WB. Muy acertado lo de los románticos y los dibus.
Tirita, no me meto con el Inserso, máxime dada la tranquilidad de que te provee.
Awake, la gente es en general encantadora en Tenerife, y lo hemos pasado en general bien, tal vez no lo he transmitido adecuadamente; eso sí, Sta. Cruz no es nada especial y no hemos comido nada especialmente destacado salvo algún pescadito local a la plancha.
Arbusto, soy la transparencia hecha blogger.
NyJ, es la trsite rewalidad patria :D. Volved y subid (tuvimos la suerte de que no hubiese viento, ya nos dijeron que si lo hay cierran el teleférico)
No participo del debate Woodyallenesco: no me acuerdo del filme, pero la frase es cojonuda.
Sue, Adolf Hitler era vegetariano, no fumaba y no bebía apenas. No creo que le gustaran los langostinos. Pero estoy contigo, el uso que se haga de algo por los malos no hace mala la cosa usada per se.
Lioness, como tú misma dices, soportas muy mal que te aburran. Así que Don Ricardo no tiene ninguna posibilidad contigo :D.