09 octubre, 2005

Self care

Despertar.

Maquinilla multicuchillas de cabezal (no de las
desechables, que son una basura. En cuanto a marca, Gillette porque es
difícil encontrar Wilkinson, aunque si siguen incrementando el número de cuchillas -van por cuatro- no sé dónde vamos a llegar), gel mejor que espuma (salvo la espuma
Clinique) y siempre, siempre, after shave.
Antes de nada, lavar la cara con
jabón y agua caliente cuidadosamente; enjuagar; repartir la porción exacta de gel; deslizar la
maquinilla en función de cada uno (lo del cuello es asunto estrictamente personal),
y para concluir, y antes del after shave (personalmente, Antaeus de Channel
en invierno y 1881 de Cerutti en verano, pero eso va en gustos, claro),
lavar la cara primero con agua tibia y luego con abundante agua fria.

Supongo que cada cual tendrá sus costumbres. Personalmente, incluso por
higiene mental, pero también por el desagradabilísimo aspecto desaliñado que
creo que me da el no hacerlo, me es imprescindible afeitarme todos los días (y si voy a salir a cenar, un repaso no viene nada mal); por otra parte, en días de trabajo, el rato de afeitarme me proporciona la
oportunidad de organizarme el día.
Y, de verdad, no comprendo a quien no lo hace.

18 comentarios:

Eride dijo...

A la cera caliente, hombre, que dura más...
0:-)

Xurri dijo...

Yo empiezo a organizarme el día entre el champú y la crema suavizante, y concluyo entre el tónico clinique y la total turnaround (aunque creo que voy a tener que pasarme a alguna un poco más nutritiva: Dorian, que dice que envejezca yo...).
La ducha matutina me parece esencial, pelo incluido. Y algo que me repatea los higadillos: las señoras que van a la pelu una vez por semana y entre semana no se lavan el pelo...ecs!!!

Hans dijo...

Por supuesto que la ducha matutina es esencial, por supuesto que con pelo (cómo se puede llevar semejante casquete de mugre seis días seguidos? Arghs!)

La entrada trae causa de la observación de, cada vez más, jovencitos y otros que no lo son tanto, dejados, con barba de un día -ni siquiera con esa four-days que según parece tuvo algún predicamento entre vosotras en algún tiempo-, simplemente "sucia", de "abandono-por-vagancia". Lo curioso es que si una mujer incurriese en una guarrada-falta-de-autorrespeto-semejante (pues eso es exactamente no estar debidamente arreglado)sería insultada fulminantemente...

Hans dijo...

Eride, querida,

¿No te has dado el gusto de afeitar a tu partner? ¿Crees que sería lo mismo a la cera caliente? :-D (y, ya puestos, permitir que lo haga... etcétera)

Siejke sós mu' joven y mu' adorable, princesita...

Lunarroja dijo...

Cada vez echo más de menos a los hombres que se afeitan cada día. ¿Dónde os metéis?

Hang Tucker dijo...

Los viejos solían decir "La moda no incomoda...", lo que inclina a suponer que la tendencia a lucir barba incipiente y el cabello "libre de intervención" debiera ser agradable para quien acostumbra a lucir así.

Ducha matinal, y el ritual de afeitarse a contrapelo y bien al ras, loción y todo lo que sigue, una extensa lista. Tal vez ya no se use pero se siente bien, y cada vez somos menos.

Hans dijo...

Mira, lunarroja: aquí tienes, al menos, a dos :-D.

Willkomen.

ynkhogk= no no konciboestar hirsuto o guarro kelomismo ;-D

_R_ dijo...

Pues yo te veía más de brocha y jabón, mira tu por donde.

Yo en este punto disiento. Me afeito cuando no me queda más remedio, es decir, lunes y jueves, ya que soy de barba clara y crecimiento lento. Además, nada comparable al apurado que se consigue con barba de varios dias.

e-jay dijo...

Yo sufro la llamada "tiranía de los 4 pelos" y en cuanto puedo rehuyo el afeitado diario.

Hans dijo...

Mi querido _R_,

Para NO VOLVER A PENSAR EN EMPLEAR BROCHA, JABÓN Y NEVAJA basta con -una sola vez- acercarse una navaja barbera bien afilada a la yugular. Comprendes que NI-DE-COÑA. Ahí donde todos los que consideramos la opción brocha+espuma+navaja la archivamos para siempre. El pánico ;-D

_R_ dijo...

Pues es una de las cosas que tengo pendientes, buscar un buen barbero que cante fígaro mientras me afeita

Hans dijo...

_R_, pos en Madrid o sé, pero en Zaragotham... :-D

En serio, da MUCHO miedo cuando uno mismo trata de hacerlo.

La donna è mobile dijo...

Channel, ¿eh? (madre mía, la Coco se ha removido en su tumba...) (o eso, o ha cambiado de canal, una de dos)

:-) ¡Divino, que es usted un divino!

Hans dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Hans dijo...

Estimada Donna,

Un divino con lapsus digitorum, Señora. Me fustigaré adecuadamente por tamaño desafuero con mi propio gato de nueve colas de bolsillo, y, para mi mayor vergüenza, no corrijo la entrada continente del error de duplicación que da lugar a su -bien merecido- cachondeo: que se vea la columpiada por los siglos de los siglos, amén. Al César lo que es del César, y a Dior, lo que es de Dior (Christian).

Wardog dijo...

Pues chico, qué quieres que te diga... con lo interesante que queda uno con barba... yo me afeito un par de veces por semana, y porque me crece la barba en un ratito. No es que sea un cochino. Es que entro a trabajar a las 9 y normalmente no me da tiempo porque me levanto a las diez menos veinte, y entre ducha, saca al perro y desayuna, pues como que lo de afeitarse...
En cuanto a gustos: desechable y solo con agua. Asi me duran las maquinillas, un uso.

Hans dijo...

Claro, Wardog... es que tú eres informático, y, como tal, imprescindible (poseedor de un saber sacerdotal y necesario: todos te reverencian, pues si se jode su pecé, se les ha jodido todo) y por eso te toleran lo de entrar a las once y media (o más). Los humanos normales no podemos hacer eso :-D

En cuanto a la técnica afeitatoria, pequeño padawan... lee cuidadosamente mis indicaciones, aplícalas y verás. Y tu chica lo verá aún más ;-D.

La donna è mobile dijo...

(Haga el favor de borrar mi entrada, la suya, ésta última mía y corregir esa n, hombreporfavorrrrrrrr. Ya está tardando, :-) ¡Vengavenga!)