10 octubre, 2005

Puestos a replantear el statu quo...

Esto no se me ha ocurrido a mí, pero no puedo evitar transcribirlo. Lo que pasa es que no sé quién es el autor. Si alguien se entera, que me lo diga, tanto por que "Al César lo que es del César" como por hacerle llegar algunas objeciones, que no incorporo aquí por evitar acusaciones de plagio por inserción. En todo caso, resulta de lo más sugestivo:

Iniciativa parlamentaria titulada "500.000 firmas para la recuperación de las fronteras naturales de Aragón", cuyos principales puntos son:

1. Cumplimiento inmediato del Primer Testamento de Jaime I (1244), que fijaba las fronteras orientales del Reino en el río Segre, con la inclusión de Lérida en el reino de Aragón. Esta zona pasará a conformar la Nueva Cuarta Provincia con el nombre de "Aragón Cissegretano".

2. Revocación de la orden real del mismo Jaime I que estipulaba la creación del Reino de Valencia (1240), ya que dicha orden debió ser aprobada por Cortes. La actual Comunidad Autónoma Valenciana pasaría a conformar la Quinta Provincia con el nombre de "Aragón Transmaestrazgense". Dadas las necesidades de agua de la Nueva Provincia, proponemos un PHI (Plan Hidrológico Internacional) desde las cuencas del Llobregat y el Manzanares hasta la nueva Quinta Provincia bajo el lema: "Solidaridad con el Nuevo Gran Aragón".

3. Revocación de la Donación Regia de 1284 (que traspasaba a Aragón el Señorío de Albarracín): Albarracín y su comarca volverán a ser gobernados por los Azagra, y puede libremente adherirse al Nuevo Gran Aragón en términos de _cosoberanía_.

4. Aplicación inmediata del tratado de Tudilen (1151): fijación definitiva de la frontera sur-oriental 20 KM al O de Cartagena, con lo que se conforma la Sexta Provincia: "Nueva Cartaginensis Aragonesa".

5. Aceptación de la anulación del Testamento de Alfonso I, pero no reconocimiento de García Ramírez como Rey de Navarra (otro acto ilegal que debe ser anulado), con lo que se conformará la Séptima Provincia con el nombre de "Aragón Transtudelano".

6. Revocación del Tratado de Utrecht (¿Quién lo firmó?), lo que supondrá la formación de las Provincias Octava, ("Aragón Napolitano"), Novena ("Tierra de Gansters", hoy Sicilia), Décima ("Cerdeñola") y Undécima ("Córsica"). Hay que aclarar que aunque Córcega nunca fue efectivamente conquistada, por el Tratado de Agnani (1295) corresponde como infeudataria al Reino de Aragón.

7. Recuperación de los documentos infeudatarios que unieron Aragón con el Mediodía francés. La Duodécima Provincia, con fronteras naturales en el Ródano y el Loira, pasará a denominarse "Transpirenaica".

8. Revocación del Tratado de Almizra (1244), con lo que las actuales "provincias" de Cuenca y Soria pasarán, bajo la hégida aragonesa, a conformar la Decimotercera Provincia, "Transturolensis" (así verán si existe o no Teruel).

9. Revocación del Decreto de Nueva Planta de 1715, con lo que las actuales islas Baleares pasarían a conformar la Decimocuarta Provincia con el nombre de "Playa de Aragón".

10. Por último, aunque no menos importante, es necesario volver en la Península Balcánica a las fronteras más naturales que dicha región ha conocido, que evidentemente son las de 1389, lo que supondría la reanexión de los antiguos ducados de Atenas y Neopatria, que por razones históricas y lingüísticas serían donados a la Villa de Almudévar como "Zona de Recreo Ultramarina Especial".

11. Aunque quedan muchos otros territorios que, por buena lógica, deberían también conformar el Nuevo Gran Aragón, por razones prácticas hemos creído sensato incluir de momento solamente los arriba citados, que, según un proyecto realista aunque moderadamente ambicioso, pueden ser retornados a su legítimo propietario en un plazo no superior a 5 años.

5 comentarios:

La donna è mobile dijo...

La "autoconciencia diferencial" es lo que tiene.

Y dirá, ¿qué es la autoconciencia diferencial? Y yo le diré: querido, es un mecanismo cerebral en virtud del cual usted sabe distinguir con una precisión bisturéica y de entre una muestra de dos varones aparentemente iguales, a uno y sólo uno al que a partir de la imposición de la banda de elegido, todos pasaremos a llamar, por derecho propio, gilipollas.

Hans dijo...

Tomo cumplida nota. El adjetivo "bisturéico" me parece brillante.

En todo caso, espero que no se haya ofendido V. (ni nadie) por la boutade :-D

Hanna B dijo...

hans, yo me pasaba para constatarte que compartimos diseño bloguero :) (y pingu love)
tema fronteril, que perezas!!
mi papi es de la franja turolense y yo me siento muy franjadicta..

Hans dijo...

Me parece muy razonable la pereza, Hanna B. Como he dicho antes, espero que nadie se ofenda por la publicación. me hizo gracia el texto y ensé que no era ofensivo; antes bien al contrario, alguien se había currado una boutada tremenda, como aquélla (a ver si la encuentro) de la revocación de la Independencia de los Estados Unidos por parte de la Gran Bretaña después de la chapuza electiva del Sr. Bush Jr.

Xurri dijo...

Divertido ejercicio para ilustrar que tontos somos a veces.

Esa costumbre de marcar el territorio....aiiiis